Masajes Eroticos – Zonas Erogenas de la mujer

Mapa Erógeno De La Mujer

Cuando nos referimos a las zonas erógenas de la mujer, en la realidad es muy poco o nada lo que sabemos acerca de este tema. Entonces cuando estamos en la intimidad con una mujer solo pensamos en sexo y satisfacción individual y este el gran y grave error que muchos hombres cometen a la hora de estar en la intimidad con una mujer se olvidan de ella.

Déjame enseñarte y mostrarte cuales son las zonas erógenas de la mujer por donde tu puedes comenzar a explorar y hacerla sentir diversidad de sensaciones en una misma noche es tanto el poder de esto que puedes llegar al placer sexual sin el coito.

En general, nuestro aprendizaje se da por ensayo y error; más aun una vez que creemos que sabemos todo sobre sexualidad, lo que excita a una mujer no excita a otra esto es por que cada mujer es un mundo totalmente diferente.

Muchos hombres se sienten confundidos cuando se enfrentan con el cuerpo desnudo de una mujer. Otros creen saber mucho sobre sexualidad femenina porque tienen algo de experiencia sexual, pero su pareja desconoce del tema.

A menudo se desconoce qué hacer o “cómo empezar” a motivar sexualmente a su pareja. Especialmente con respecto a la genitalidad femenina, puede decirse que muchos hombres saben más de las partes del motor de su automóvil que de las zonas eróticas y de placer femeninas.

Dicen los estudios que casi el 80 % de las mujeres no llegan a un orgasmo cuando están en un encuentro intimo con su pareja esto se debe a que la otra persona no sabe estimularla y no porque no sepa como hacerlo si no por falta de conocimiento.

Lo importante es que se tenga el interés de aprender y mejorar la sexualidad de cada uno. Como te dije al principio déjame enseñarte mas sobre este tema vamos a romper la ignorancia sobre la sexualidad con información cierta y válida la idea de todo esto es motivar el aprendizaje y hacerte un experto.

Y sobre todo recuerda que el sexo es natural, es bueno y es mágico para todos aquellos que quieran vivir esta magia.

Entonces empecemos como ya te había dicho ninguna mujer es igual a otra, por lo que nos debe quedar  claro que cada mujer es única y  especial.

Dentro de los masajes e introducirnos directamente al tema de los masajes eróticos esta en explorar el cuerpo de nuestra pareja y cuando digo explorar es explorar completamente todo mas si se trata de masajes eróticos esta entonces el poder explorar las zonas erógenas de la otra persona.

Es tanto el poder de esto que puedes llegar al placer sexual sin el coito entonces  para llegar al placer sexual ideal el primer paso es familiarizarse con tu cuerpo, tratando de encontrar las zonas erógenas de la mujer, que sirvan como puntos clave desde el juego previo hasta el clímax.

Pero recuerda si vamos a empezar una sesión de masajes y conseguir buenos resultados se debe buscar el ambiente más adecuado posible, evitar estar en lugares donde puedan ser vistos por otras personas y buscar un lugar donde ambos se sientan cómodos.

Como ya me habréis escuchado decir la piel es el órgano más grande y sensible que tiene el ser humano y en la mujer es una zona erógena que responderá a roces, caricias y besos, que son actos enriquecedores y satisfactorios de comunicación sensual.

A estas alturas ya debes estar preparado para poder satisfacer a tu pareja entonces te voy a mostrar algunas zonas erógenas que deberás a empezar a explorar lo mas antes posible puede ser hoy mismo y hacer esta noche totalmente diferente.

El Mapa Erógeno De Una Mujer

Comenzaremos con estas dos zonas que puedo estar segura que no lo habías pensado verdad. Entonces sorpréndete un poco con todo lo que puedes hacer.

El cabello
Al jugar con el cabello de tu pareja se pueden producir diversas sensaciones de placer. Empieza deslizando suavemente los dedos entre su cabello, aplicando diversos niveles de presión sobre la cabeza de tu pareja.

El pensamiento

Las fantasías por sí mismas pueden producir el orgasmo en algunas mujeres. Para generar pensamientos eróticos, tu pareja debe decirte qué zonas le gustaría que sean tocadas, acariciadas y besadas. De esa forma, a través de sus deseos y sus gestos puedes saber si estás en el ‘camino correcto’. Otra forma de estimular tu pareja es diciéndole lo bien que se ve, su agradable olor y lo bien que te sientes al acariciarla.

Ahora veamos las zonas erógenas del rostro

Los oídos
Los oídos tienen una serie de terminaciones nerviosas dentro y alrededor del mismo. Esas terminaciones nerviosas hacen que los oídos sean altamente sensibles. Para una adecuada estimulación es recomendable que le hagas a tu pareja un suave masaje con las yemas de los dedos, alternando con suaves caricias con los labios y la lengua. La estimulación de la parte trasera de los oídos es especialmente agradable y puede ser combinada con ligeros soplidos y respiración en dicha zona.

La boca
Los labios son una de las zonas más sensibles del cuerpo, en particular el labio superior y la piel que se encuentra entre el labio y la nariz. Acércate lenta y delicadamente. Es recomendable ir besando alternadamente el labio superior y luego el inferior. Al mismo tiempo humedece toda esta área, desplazando la lengua alrededor de toda esa zona. Un juego divertido y estimulante es el de rozar suavemente la punta de la lengua con la punta de la lengua de tu pareja.

Para la gran mayoría de las mujeres, la boca es un punto erógeno del que el hombre no debe pasar de largo. Es más, un buen “trabajo” aquí puede estimular el resto de zonas erógenas. Juega con tus dedos en sus labios o bien con los tuyos propios.

IMPORTANTE: Dicen los estudios que las caricias son un buen ejercicio de relajación y que una caricia mueve miles y miles de sensaciones y emociones en el cuerpo además de hacer crecer el amor y el sentimiento hacia la otra persona.

Recuerda entonces acaricias su rostro sus mejillas su frente su barbilla en general acaricia con ternura.

Empecemos ahora a explorar las zonas erógenas del dorso de la mujer.

El cuello
La mayor parte de la tensión y el stress se acumulan en la zona del cuello. Un masaje es especialmente relajante y estimulante. Logra liberar tensiones y mejora el estado de ánimo para un contacto íntimo con la pareja. En la parte trasera del cuello hay finos vellos que al ser tocados delicadamente, o tal vez con soplar un poco de aire en ellos se puede producir una sensación muy agradable.

Es una de las zonas erógenas preferidas de las mujeres. Ideal para ser besada -sobre todo en la nuca, que las vuelve locas-, soplada o recorrida por la punta de la lengua. Cualquier movimiento en esta zona debe ser suave y lento para aumentar los estímulos.

La espalda
En la espalda se encuentra una alta concentración de terminaciones nerviosas. Desliza suavemente las uñas a lo largo de la espalda de tu pareja, con movimientos lentos y delicados. Acariciar la espalda de tu pareja con una pluma puede ser muy excitante también.

La zona superior de los glúteos es una de las más sensibles. Hazle a tu pareja un masaje justo ahí, y verás cómo la tensión en su espalda se disipará, permitiendo que más sangre fluya libremente hacia sus órganos sexuales.

Cúbrete con aceite para masajes, y deslízate sobre ella (echada boca abajo), hasta estar completamente echado encima de ella. Acaricia su espalda con tu barriga Luego gira hasta que estén espalda con espalda, siempre tú sobre ella. Deslízate de tal modo que tus glúteos estén en contacto con los de ella, luego continúa hasta que esté sobre la curva de su espalda. Muévete suavemente en un masaje de piel contra piel.

Cara Interna de brazos

La cara interna de los brazos cuenta con una piel más sensible que la del resto del cuerpo, de ahí que también se considere una buena zona erógena. La suavidad y lentitud de movimientos que has aplicado en el cuello debe seguir en esta zona.

Axilas

No todas las mujeres te dan acceso a ellas -unas porque las tienen demasiado sensibles y otras por pudor- pero si usas bien la lengua en esta zona puedes hacerlas ver el cielo.

Los senos
Advertencia: No vayas directo a sus pezones. Presta atención a la zona de los costados de los senos y entre ellos. Usa las palmas de tus manos para hacer movimientos circulares sobre sus senos. Practica: Coloca una uva entre tus dientes y muévela con la lengua. Cuando puedas hacerlo sin romper la cáscara, quiere decir que ya sabes cuál es la cantidad exacta de presión que debes ejercer sobre sus pezones para causarle el mayor placer. Puedes probar con deslizar un cubo de hielo sobre sus pezones, luego soplar y besarlos.

Los senos son otra de las zonas más erógenas del cuerpo de la mujer. Sin embargo no todas coinciden en la manera en la que les gusta que se los estimulen porque unas prefieren besos mientras que otras se decantan porque su pareja emplee las manos. Eso sí, hazlo todo con suavidad, nada de apretar o toquetear como si estuvieras catando tomates en el supermercado.

Pezones

Sí, los senos no solamente están para juguetear con las manos o acariciarlos. No debes olvidarte de una de sus principales zonas, los pezones. Muchas mujeres los tienen demasiado sensibles así que en este caso cambia las caricias por besos o, mucho mejor, por la lengua.

El estómago
Empieza por sus costillas creando una sensación de electricidad estática al colocar tu mano un centímetro por encima de su estómago, sin tocar su piel. Ella sentirá el calor de tu piel. Cuando ella menos lo espere, desliza tus dedos por su estómago. Cuando cierre los ojos concéntrate en la parte inferior de su abdomen y acaríciala con la punta de un pincel o brocha de maquillaje en lugares inesperados. Una de las formas más fáciles de excitar a tu pareja es sensibilizándola con una combinación de caricias que se alejen lo más posible de la rutina.

Ombligo

Una buena manera de continuar la “exploración” que estamos haciendo de arriba a abajo es mediante el uso de la lengua bajando de los senos al ombligo. Emplea los besos en esta zona mientras mantienes tus manos ocupadas en sus senos.

Entremos a explorar las zonas erógenas propiamente dicha del cuerpo.

Los glúteos
Siempre que hagas comentarios agradables acerca de su trasero mientras juegas con él, considéralo una zona certera para el preámbulo a hacer el amor. Cuando ejerces presión en el trasero de tu pareja estás empujando su área pélvica hacia delante, lo que ejerce placentera presión en su pelvis.

Puedes darle suaves palmadas, a un ritmo acelerado con las palmas o costados de tus manos. También puedes practicar otro tipo de estímulo erótico como mordisquear sus glúteos, lo que quiere decir acariciarlos con los dientes, no romperle la piel.

Vagina

Llegamos al punto donde la mayoría de los hombres ya dejan de explorar y comienzan con el sexo directamente. Mal hecho. Continúa estimulando todas las zonas de su cuerpo. En esta tienes puntos delicados como los labios exteriores e interiores, estos últimos realmente sensibles.

Clítoris

Es la parte más sensible y erógena de todo el cuerpo femenino. Además, es la más fácil de estimular si lo haces con suavidad y ternura. Para mayor sensación emplea la mano entera y no solo uno o dos dedos y realiza movimientos circulares u ondulatorios.

Vamos a terminar con la parte inferior del cuerpo

La parte interior de los muslos

Piensa en el interior de sus muslos como el pasadizo a sus órganos sexuales. Al masajear la parte interior de sus muslos los labios vaginales se mueven, lo que a su vez estimula su clítoris. Su excitación aumenta con la expectativa, así que excítala, después aléjate un momento. Utiliza objetos inusuales, como ponerte un guante de piel, o prueba colocar un vibrador entre sus muslos para acelerar su pulso.

Los Pies

Los pies y dedos de los pies están llenos de terminaciones nerviosas, lo que los convierte en una de las zonas más sensibles de su cuerpo. Desliza una prenda de seda entre sus dedos y por sus pies. Vierte miel sobre sus pies de modo que le haga cosquillas entre los dedos, luego lámela moviendo la lengua para arriba, para abajo, y de costado

En general, las mujeres reaccionan de formas distintas a los estímulos sexuales. Existen diversas zonas sensibles en el cuerpo y cada mujer presenta diversas sensaciones cuando dichas zonas son estimuladas.

Entonces es hora de tomar acción esta misma noche y apliques todo lo aprendido el día de hoy.

Tu Amiga

Carolline Deville

Galería | Esta entrada fue publicada en Zonas Erogenas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s